Historia

La época anterior a los etrusco en la región, a finales de las edades de Bronce y del Hierro son semejantes a los primeros griegos. El territorio toscano estuvo habitado por pueblos de la llamada Cultura apenínica a finales del II milenio a. C. (aproximadamente 1350–1150 a. C.) quienes mantuvieron relaciones comerciales con los minoicos y los micénicos y después surgió la civilización etrusca. Los etruscos crearon la primera gran civilización en esta región, suficientemente grande para establecer una infraestructura de transporte, para implementar la agricultura y la minería y producir un arte vibrante.

En el siglo V (adC), derrotados por los griegos y cartagineses, se retiraron dentro de sus fronteras tradicionales y finalmente (siglo IV adC) fueron vencidos y sometidos por Roma y desaparecieron.

Más tarde, los romanos dominaron la Etruria anexionándosela en el año 351 a. C., que pasó a ser una de las catorce regiones en que Augusto dividió Italia. Los Romanos establecieron las ciudades de Lucca, Pisa, Siena y Florencia, y dotaron a la zona con nuevas tecnologías y desarrollo, y aseguraron la paz. Entre sus logros están varias calzadas, que transformaron el aspecto de Italia en general y de la Toscana en particular.

En el siglo XVI, el papa Clemente VII y Carlos V nombraron a Alejandro de Médicis como el primer gobernante formalmente hereditario. Siena no fue incorporado a Toscana hasta 1555. Con el apoyo del emperador, Cosme I de Médicis, derrotó a los sieneses en la batalla de Marciano (1554), y asedió Siena. A pesar de la desesperada resistencia de sus habitantes, el 17 de abril de 1555, después de un asedio de quince meses, la ciudad cayó, su población disminuida de 40.000 a 8.000 personas. En 1559 Montalcino, el último reducto de independencia sienesa, fue anexionada a los territorios de Cosme. En 1569 el papa Pío V lo elevó a la posición de Gran Duque de Toscana.

Cuando Juan Gastón, el último de los Médicis, murió sin herederos, el Gran Ducado fue heredado por la casa de Lorena. La guerra de sucesión polaca en los años 1730 significó la transferencia de Toscana de los Médicis a Francisco Esteban, duque de Lorena y marido de la emperatriz de Austria María Teresa.

Leopoldo I de Lorena gobernó Toscana entre 1765 y 1790, realizando diversas reformas ilustradas; también se convirtió en emperador romano desde 1790 hasta 1792 a la muerte de su hermano José II. El Gran Ducado pasó entonces a Fernando III, quien fue depuesto por Napoleón Bonaparte en el año 1801 de manera que Toscana pudo entregarla a los duques borbones de Parma como una compensación por la pérdida de su ducado. Durante este breve período, el Gran Ducado de Toscana fue conocido como el Reino de Etruria. En 1814 volvió al poder Fernando III, pero bajo la influencia de los austriacos.

Con la revolución de 1848, el Gran Duque Leopoldo II dictó una constitución. No obstante, en 1849 se implantó una república y Leopoldo II abandonó el territorio. Lo ocupó de nuevo con fuerzas austríacas y este regreso al poder apoyado con fuerzas austriacas hizo que perdiera el apoyo popular. En las guerras de independencia italianas de los años 1850, Toscana fue transferida de Austria a la nación unificada de Italia. Leopoldo II abandonó definitivamente Toscana en al año 1859. Un plebiscito, promovido el 15 de marzo de 1860 por el Gobierno Provisional Toscano, que decretó la anexión al Reino de Cerdeña regido por Víctor Manuel II y de ahí al naciente Reino de Italia.

Bajo Benito Mussolini el territorio pasó bajo el dominio del líder local del Partido Fascista Nacional, Dino Perrone Compagni. Tras la caída de Mussolini y el restablecimiento del Reino de Italia, la República Social Italiana fue establecida en las regiones septentrionales de Italia, con su frontera de facto en la Línea Gótica, una posición defensiva justo al norte de Florencia. Después del final de la República Social, y la transición de un Reino a la moderna República Italiana, la Toscana nuevamente floreció como un centro cultural de Italia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: